Este blog es para todas las personas que queremos ser felices, que buscamos vivir mejor, que queremos disfrutar la vida plenamente, en paz y bienestar.

lunes, 23 de enero de 2017

¿Cómo hacer del 2017 un año extraordinario?

Hoy comienza la penúltima semana del primer mes del año. Es hora de revisar seriamente lo que queremos construir en este 2017.
¿Ya tienes tus metas claras? Y ¿ya empezaste a trabajar para lograrlas?

Si tu respuesta es afirmativa, felicitaciones. Si todavía tienes dudas o si quieres recibir unos tips para complementar tu camino, entonces esta entrada te puede servir.


Tres principios + Tres claves + Tres tips para lograrlo

Antes de compartirte los tres principios, las tres claves y los tres tips para hacer de este 2017 un gran año, quiero invitarte a que no le des tanta fuerza a las predicciones o a las noticias negativas que entregan los medios de comunicación o los comentarios de la gente pesimista. 

Si bien es cierto que estamos en un momento de incertidumbre mundial, el futuro que vendrá está en nuestras manos como humanidad, y cada uno de nosotros tenemos nuestra propia contribución para lograr felicidad en nuestro entorno y contagiar a los demás con nuestro ejemplo.

A continuación, te comparto los tres principios que te ayudarán a vivir mejor cada día. Si no se tienen en cuenta estas premisas, es muy difícil que puedas realmente ser feliz y materializar tus deseos.

1.     
 1. Tú eliges.

Independientemente de lo que ocurra a tu alrededor o de las circunstancias por las que atravieses, recuerda que siempre tienes la posibilidad de elegir la forma en que quieres vivir tu vida.

Puedes ser espectador, puedes victimizarte o puedes actuar como el protagonista de tu propia historia.

Si eliges escribir tu propio camino sin esperar a que nadie haga las cosas por ti y sin culpar a otros por lo que te pasa a ti, verás muchas más oportunidades y experimentarás el despertar de habilidades propias que aún no has potencializado, o que incluso no has usado.

2.      2. Toma tus decisiones.

Asumir la dicha de tomar tus propias decisiones que te impulsará a conquistar tus sueños con mucha más fuerza.

Vivimos de las decisiones que tomamos. Postergar o evadir las decisiones, es la garantía para tener que afrontar consecuencias desagradables.

Ahora bien, puedes tomar decisiones acertadas o desacertadas. Las decisiones acertadas son las que nos traen bienestar, que nos abren 
puertas, que nos acercan al infinito potencial creativo que habita en ti y en todos los seres humanos. 

Las decisiones desacertadas son las que nos traen lecciones, por lo general con un precio emocional y con dolor. 

No hay decisiones buenas ni malas, solo aciertos o desaciertos. En la medida en que te conectes con tu alma, tomarás más decisiones acertadas.

3.     3.  Más intención, menos control.

Sé preciso en lo que deseas. Sin claridad, estarás enviando mensajes difusos o incluso contradictorios y entonces el universo se tardará más en encausarte para materializar tus sueños o te traerá lo que no deseabas de verdad.

Una vez que tengas claro lo que realmente quieres, suelta la necesidad de controlar los resultados. Trabaja con disciplina sin ansiedad ni obsesión por el resultado, confía en que la claridad de intención y el enfocarte en tus metas, harán la fuerza suficiente para materializar lo que deseas.

Comienza a implementar estos simples y profundos principios que harán de tu vida un camino más placentero y fluido.

Aplicarlos es sencillo, lo que debes hacer es siempre estar muy consiente de cada acto, de cada comportamiento, de la forma como reaccionas a los acontecimientos y de la manera como tomas decisiones, desde la más sencilla hasta la más trascendental.

Espero que comiences hoy mismo a aplicarlos, si es que antes no los habías incorporado a tu cotidianidad. La idea es que se te conviertan en hábitos, o sea que debes seguirlos día tras día durante 21 días como mínimo. De ahí en adelante, te serán más naturales y los aplicarás casi sin darte cuenta.


El próximo lunes entregaré las tres claves y los tres tips.

Fotografías: Freepik, Pixabay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario