Este blog es para todas las personas que queremos ser felices, que buscamos vivir mejor, que queremos disfrutar la vida plenamente, en paz y bienestar.

martes, 20 de septiembre de 2016

Cinco pistas para identificar el amor verdadero

Una de las primeras entradas de este blog fue sobre el amor. La escribí hace un poco más de dos años y se convirtió en la más leída. Eso no es casualidad. Amar es una de las grandes cuestiones del ser humano. En mi consulta lo veo y en mi taller Aprender a Amar lo compruebo también.
Estoy convencida de que el amor es, al mismo tiempo, un gran reto como seres humanos y un gran anhelo de nuestras almas. Voy a explicar un poco estas dos afirmaciones.

El amor es un reto

El amor es un reto porque como se nos olvidó el verdadero significado del amor, nos toca aprenderlo a lo largo de la vida.
Esto se debe a que, como humanidad, hemos estado alimentando la ilusión masoquista de que tenemos que sufrir para ser felices. En consecuencia, hemos convertido el amor en una tragedia y a ratos en un melodrama y en una tragicomedia.
Por eso, en nombre del amor, lloramos, sufrimos, enfermamos, queremos morir y hasta nos matamos.
Hemos disfrazado los más bajos instintos con la capa del amor, para fomentar la victimización, relacionándonos con los otros con manipulación y dominación.
Y si, la vida trae retos para que aprendamos en algunos momentos. Pero el amor no daña, ni hace sufrir.

El amor es un anhelo del alma

Desde Einstein hasta nuestros días, hay muchos científicos y estudios que demuestran los beneficios de esa magnífica fuerza llamada amor.
El amor es una energía poderosa que nos conecta con nuestra más profunda esencia y con todo el universo.

Ni hablar de los efectos del amor a todo nivel. Por ejemplo, a nivel biológico, el amor tiene consecuencias benéficas para nuestro cuerpo. Nos lleva a crear neurotransmisores que generan una sensación de bienestar y alivian el dolor.

Mientras que, en el nivel emocional, el amor nos lleva a experimentar paz interior y felicidad, porque nos ayuda a conectarnos con los demás y a establecer relaciones sanas y duraderas.
Por último, a nivel psicológico, el amor contribuye a elevar la autoestima.

Así pues, es lógico que, en el fondo de nuestras almas, hay un profundo anhelo de amar y ser amados.
Entonces ¿cómo podemos amar verdaderamente? Esa es la gran pregunta. Porque en medio de tantos mitos y equivocaciones sobre lo que es amar, por supuesto, que poco se cree que llevar el amor a la vida práctica sea algo posible.

¿Como reconocer el amor verdadero?

En primera instancia, hay que reconocer que el amor es alegría, es esperanza, es motivación, es pasión, es armonía, es generosidad, es bondad, es compasión, es paz interior.
Lo segundo para hacer, si quieres relacionarte desde el amor verdadero, es formularte estas preguntas que aplican para cualquier tipo de relación, aunque se ven mucho más claramente en las relaciones de pareja:

1.                  ¿Elegiste libremente construir esta relación?

Muchas veces la relación se fundamenta en un capricho o un apego de alguno de los dos o incluso de los dos.

En realidad, las relaciones sanas se basan en la libertad de los dos, para que los dos puedan tener sus espacios juntos y también a solas o con otras personas.
Hay tres palabras claves para poder conservar una equilibrada libertad: confianza, respeto y diálogo, de tal manera que se puedan establecer acuerdos.

Si observas que estás en una relación que no te da libertad, en algún momento te sentirás asfixiado o cansado y probablemente tomarás decisiones que casi siempre traen dolor para todos.


2.                  ¿Eres tú mismo(a) en la relación con la otra persona?

Lamentablemente hay personas que se vinculan en relaciones de pareja desde máscaras, apariencias y fachadas, para camuflar la propia identidad, de manera que concuerde con la persona que les atrae.

Esa es la historia que se aprecia en la comedia romántica “The ugly truth” (2009), protagonizada por Katherine Heigl y Gerard Butler. En efecto, la película muestra a una productora de televisión, Abby, que quiere conquistar a su vecino, un cirujano. Para lograrlo, decide hacerle caso al presentador del programa, Mike, quien supuestamente conoce todos los secretos del amor. Así pues, Abby sigue al pie de la letra todos los consejos de Mike, sobre cómo actuar con su vecino, qué decir, cómo vestirse, etc.
El plan funciona, Abby conquista al cirujano, pero se da cuenta de que lo hizo pretendiendo ser alguien que ella no es.

Video: Trailer The Ugly Truth



Como Abby, muchas personas caen en ese mismo error de pretender ser quienes no son, sólo por tratar de agradar a la otra persona. Lo hacen porque tienen problemas de autoestima y creen que no son lo suficientemente valiosas como para ser dignas de ser amadas.

Tarde que temprano las máscaras se caen y siempre queda la persona tal como es. Así que es mejor ser auténticos desde el principio, evitar falsas expectativas y fluir. El amor verdadero exige la autenticidad y, tras ella, el autoconocimiento.

3.                  ¿Sacas la mejor versión de ti mismo?

Toda relación sana, saca lo mejor que tiene cada uno de los dos, porque ambos quieren ser mejores seres humanos cada día.

El amor es el motor que impulsa a desarrollar todos los valores y virtudes de las personas.
Si en lugar de sacar la mejor versión de ti mismo, la relación de pareja que tienes te está ayudando a convertirte en una peor persona, esa es una clara señal de que esa relación no corresponde al amor verdadero o, al menos, no es una relación sana.

4.                  ¿Tienes expectativas que pones a la otra persona?

Cuando la relación de pareja se construye desde el egoísmo, es decir, para suplir necesidades propias o llenar vacíos, ocurre que se generan expectativas de lo que debe o no debe hacer la otra persona para complacernos.
Al contrario, cuando una relación de pareja es sana, no hay expectativas hacia el otro, sino un proyecto de vida conjunto, que se dialoga y se alimenta entre los dos. Ese es el llamado cuando hay amor verdadero.

5.                  ¿Esta relación te aporta bienestar?

Una relación de pareja sana, trae siempre paz, hace que se sienta bienestar a todo nivel.
Si en lugar de bienestar, se siente angustia, miedo o desolación, algo no está funcionando bien.
Cabe anotar que es común que, al comienzo de una relación, las dos personas sientan algo de angustia de “perder al otro”, pero poco a poco se va madurando y se va comprendiendo que en el amor verdadero, nadie es posesión de nadie y que cuando estamos en una relación es porque así lo decidimos libremente.
De nuevo, la confianza, el respeto y el diálogo serán claves para el bienestar de los dos.

Con estas preguntas podemos enfocarnos en fortalecer relaciones sanas, en relaciones completamente alejadas de la victimización, la dominación o la manipulación.  Y por otro lado, estas preguntas nos ayudan a tomar conciencia y darnos cuenta de cuando no estamos construyendo relaciones de amor verdadero, de manera que podamos soltarlas y continuar nuestro viaje más fluidos en esta vida.

Fotografías: Freepik

2 comentarios: