Este blog es para todas las personas que queremos ser felices, que buscamos vivir mejor, que queremos disfrutar la vida plenamente, en paz y bienestar.

lunes, 20 de junio de 2016

La actitud en los momentos difíciles


Nadie dijo que tener una buena actitud significa ir por la vida con una gran sonrisa las 24 horas del día o esconderse ante los problemas.

De hecho, la vida siempre trae retos, grandes o pequeños; trae momentos dulces y momentos no tan dulces.  Todo hace parte del proceso porque la vida es como una gran escuela donde llegamos para aprender lecciones que nos permiten ascender en el nivel de conciencia.

Lo que podemos hacer en los momentos difíciles

Ante las situaciones difíciles, la clave es tener presente que muchas veces no podemos evitarlas, pero si podemos decidir cómo afrontarlas.

Básicamente hay dos maneras de reaccionar ante los momentos difíciles: evadimos o afrontamos.

Para evadir, podemos hacernos los ciegos y permanecer estáticos, imaginando que no pasa nada. O bien, podemos victimizarnos y culpar a los demás por lo que sucede. Esta segunda opción es muy cómoda porque, además de que nunca asumimos la responsabilidad por lo que ocurre en nuestra vida, buscamos a quién responsabilizar. Sin embargo, en cualquiera de estas dos alternativas, lo que logramos finalmente es postergar nuestros aprendizajes y dejar que los problemas crezcan, hasta que lleguen a desbordarse.

En el otro lado, está la opción de afrontar. Para afrontar requerimos sacar toda nuestra entereza y crear soluciones. 

La diferencia entre afrontar y evadir es que, cuando nos apersonamos de las cosas y nos ponemos al frente de las situaciones, aprendemos y tenemos la posibilidad de seguir nuestro camino con más fortaleza interior que antes.

Muchas veces, cuando se presentan los retos, pensamos que eso solo nos ocurre a nosotros o que en realidad es algo demasiado complejo para solucionarlo. Pero he tenido la oportunidad de ver testimonios de vida sorprendentes que comprueban que si se puede tener una actitud proactiva incluso en la más cruda adversidad.

Todo es cuestión de lo que cada uno de nosotros elija. La actitud es lo único que de verdad depende de nosotros mismos.

Cómo mantener la actitud positiva

La actitud positiva no aparece de la nada, sino que aparece cuando nos preparamos para ella, cuando nos entrenamos para ver el vaso medio lleno en lugar de verlo medio vacío.

La realidad es que somos muy mal educados en cuestión de actitud.  De hecho, observo que cada vez es más frecuente encontrar baja tolerancia a la frustración y un deseo incontenible de ver los resultados en el cortísimo plazo, olvidando que todo tiene un proceso.

De esta manera, cuando las personas no han educado su actitud y se enfrentan a una situación compleja, suelen derrumbarse rápidamente, no logran ver soluciones o alternativas para resolver las situaciones y tienden a crear más problemas, para luego tener que asumir consecuencias más significativas.

Por el contrario, cuando las personas han ejercitado una actitud positiva frente a la vida, convierten las situaciones complejas en oportunidades que las impulsan a sacar lo mejor de ellas mismas.

Eso es lo que veo en historias como la de Nick Vujicic, quien nació sin brazos ni piernas y es conferencista internacional y escritor.

De otro lado, no me cabe duda de que, hasta los grandes inventores y los grandes líderes de la humanidad, han cruzado por momentos difíciles y ha sido su actitud la que los ha mantenido firmes a sus ideales y sus metas.

En efecto, estoy convencida de que no es la suerte sino la actitud la que hace la diferencia entre una persona corriente y una persona extraordinaria.

Personas como Nelson Mandela, quien permaneció casi tres décadas en prisión y salió para convertirse en el presidente de su país; o como Viktor Frankl quien sobrevivió a los campos de concentración en Alemania, para dejar un legado con su libro y su propuesta de la logoterapia.

Pero, ¿cómo logran todas estas personas mantener su actitud positiva?

Creo que lo hacen mediante el fortalecimiento de su autoestima que, a su vez, permite encontrar un sentido de vida, un propósito existencial.

En paralelo, tienen la fe y la esperanza, que son las fuerzas que les permiten resistir las pruebas, para seguir con perseverancia y disciplina en sus caminos de vida.

Video recomendado:



Libro recomendado: 



Este libro de Robin S.Sharma, presenta de manera muy didáctica, ideas que sirven para vivir una vida plena.
Tomado de este libro:
"Los sabios de Sivana tienen un dicho: las fronteras de la vida son sólo creaciones del yo".









Fotografías: Freepik, Pixabay, Internet

2 comentarios:

  1. Excelente, como todos tus artículos y lo mejor es que estos mensajes siempre llegan en el momento justo, Dios te bendiga y te guíe para seguir ayudando a vivir mejor.

    ResponderEliminar
  2. Hola Paula, muchas gracias por tu comentario, por tus apreciaciones y por tus deseos. Me alegra mucho que mis escritos sean de utilidad para ti.
    Recibe un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar