Este blog es para todas las personas que queremos ser felices, que buscamos vivir mejor, que queremos disfrutar la vida plenamente, en paz y bienestar.

lunes, 25 de enero de 2016

Al mal tiempo, buena cara

Con un mundo que apenas comienza a despertar a un nuevo estado de conciencia, es de esperar que muchas de las noticias que vemos en la televisión sean negativas.

Como humanidad, estamos cruzando una época de revolcones en todos los aspectos de la vida: económico, ambiental, laboral, de relaciones humanas, etc.

Este año, en particular, se vislumbra como un año de fin de ciclo, eso quiere decir que se cae lo que está flojo y se reordena lo que estaba en desorden.

Ante estas perspectivas de un poco de “caos”, debemos conservar la fe y la esperanza, y seguir dando lo mejor de nosotros mismos, con amor y espíritu de servicio.

En ese sentido, titulé esta entrada “al mal tiempo, buena cara”, apelando a una expresión muy coloquial, que no nos incita a hacer negación de la realidad, sino que nos invita a afrontar las situaciones difíciles de la vida con coraje y con mente positiva.

Podemos crear nuevas realidades

Se nos ha dicho muchas veces que la realidad que vivimos es producto de un esquema de pensamientos que los mismos humanos creamos. Sin embargo como que nos cuesta aceptarlo.
Aún existe mucha gente que se resiste a comprender que su mente es capaz de crear la realidad y que las circunstancias difíciles que se afrontan en este momento del planeta, no se deben a que exista mala suerte o a que la vida es injusta o que se acabaron las oportunidades.


Simplemente hemos alimentado pensamientos de escasez, que han sido perpetuados culturalmente de generación en generación, durante siglos.


Este el momento de comprender que el “caos” de la humanidad, es simplemente que la vida nos está invitando a ordenarnos de nuevo. Eso significa que tenemos que cambiar de paradigmas,  soltar las viejas creencias y vivir con nuevas ideas, desde el ser, que es plenitud, potencialidad pura y eternidad, por tanto infinito.

Frente a este tema he tenido la oportunidad de ver la conferencia de Jacob Barnett, un adolescente norteamericano, de quien se dice que es el “nuevo Einstein”. Varias cosas me llaman la atención de su testimonio. Una de ellas es que nos invita a que no aprendamos por 24 horas, sino que nos dediquemos a pensar y entonces, quizá, podremos dar vida a nuevas creaciones, a cosas nuevas.

Estoy completamente de acuerdo con esta sugerencia. Creo que basta ya de muchos esquemas que, si existieron es porque fueron importantes en su momento, dentro del ciclo evolutivo  como especie, pero que ya caducaron. No nos podemos quedar atados a creencias antiguas, en medio de una terquedad colectiva.

Como lo insinúa Bernett, ¿qué hubiera sido de nuestra evolución si Newton o Einstein o tantos otros inventores no se hubieran salido de los sistemas de creencias antiguos?.

Video de Conferencia de Jacob Barnnet: “Forget what you know”





En este momento de nuestra humanidad, donde se nos obliga a dar un salto cuántico, nos corresponde aprender a ser flexibles y a soltar la creatividad que todos llevamos dentro, la cual empieza por nuestros pensamientos. Se nos invita a ser como las águilas, que en algún momento de sus vidas, tienen que renovarse por completo, de lo contrario morirían.

Vale la pena que ante las noticias negativas que la televisión nos muestra cada día, enfoquemos nuestra mente en lo positivo, en crear, en abrirnos a nuevas oportunidades que nosotros mismos creemos.

Cómo cambiar los pensamientos


Lo que nos impide crear nuevos pensamientos somos nosotros mismos, nuestro ego, nuestro miedo, nuestra falta de fe.

Como dicen los japoneses, crisis significa oportunidad. En estos momentos de revolcón del mundo, conviene recordar que en momentos de crisis se han creado grandes cosas.

Recuerdo por ejemplo personajes como Martin Luther King, Nelson Mandela, Quiara Lubich (fundadora del movimiento focolar, presente en casi 100 países)…todos ellos tienen en común que trascendieron las dificultades del momento y enfocaron la mente en crear algo nuevo.

Por eso al mal tiempo, buena cara. Me acuerdo de la frase de Facundo Cabral “con tu serenidad, convertirás en rosas las espinas que pongan en tu camino”.

Está demostrado científicamente que todo comienza con nuestra actitud frente a la vida. Por eso hay que tratar de conservar la calma, enfocar la mente en lo positivo y sonreír ante las dificultades.
 En lugar de quejarnos, podemos enfocar nuestra mente en crear y podemos pensar mejor, ¿Cuál es mi contribución a este mundo? ¿Podría comenzar ahora mismo, pues todo lo que tengo es el momento presente y nada más?

Para aprender a tener pensamientos positivos, encontré este video de Juan Sebastián Celis Maya, con las 7 estrategias para tener una mente positiva, así que se los recomiendo.


Video; Siete estrategias para tener una mente positiva



Fotografías: Patricia Benavides, Emilio Ceballos, Freepick, Andrés Benavides (esta última, tomada en Romont, Cantón de Friburg, Suiza).

No hay comentarios:

Publicar un comentario