Este blog es para todas las personas que queremos ser felices, que buscamos vivir mejor, que queremos disfrutar la vida plenamente, en paz y bienestar.

miércoles, 28 de enero de 2015

Tips para salir de la zona de confort

Como mencionaba en el artículo anterior de este blog, hay gente que se queda metida en su zona de confort porque tiene miedo de fracasar o de perder.

Me puse a pensar y es muy común que los seres humanos nos dejemos atrapar por la zona de confort cotidianamente. 

Recordé, por ejemplo, que en todos los años como profesora universitaria, he observado  un detalle: los estudiantes casi siempre se sientan en el mismo lugar durante todo el semestre. 

De hecho muchas veces les hago bromas. Incluso en algún curso de posgrado, les puse como “norma” que en cada clase se tenían que sentar en otro sitio diferente, lo hago porque considero que es una forma de incentivar la comprensión de las cosas desde otras perspectivas.

Supongo que esa tendencia de permanecer en la zona de confort se desarrolla debido a las creencias familiares (o miedos familiares) heredadas, a los miedos infundidos muchas veces por algunas religiones y al sistema educativo que intenta meter a todos en el mismo carril, desde la escuela hasta la universidad.

Entonces nos toca desaprender esos hábitos o ideas que nos llevan a evitar los límites de la zona de confort y lanzarnos al encuentro de nuevas y apasionantes opciones que no habíamos contemplado anteriormente.

Hoy más que nunca recuerdo a uno de mis grandes maestros, ya fallecido,  a quien conocí en el año 1994. 

Él nos ponía, a sus alumnos, tareas como estas: cambiar el reloj para la otra mano, cambiar de ruta para ir al trabajo o a los sitios cotidianos, organizar el closet o un cajón, dormir en el sentido contrario en la cama y escribir con la otra mano que se acostumbra usar para ese fin. 

Lo que él buscaba era que nos familiarizáramos con el cambio, que desarrolláramos nuevos hábitos y que perdiéramos el miedo a salir de la zona de confort. 

Entonces pensé que sería útil tener una lista de tips para salir de la zona de confort, de manera que podamos hacer nuevas conexiones neuronales, que acostumbremos el cerebro al cambio y que nos abramos a un universo de posibilidades. 

Les comparto unos tips para salir de la zona de confort que he practicado y otros que aconsejan los expertos:

1. Aprender otro idioma
Definitivamente hablar, leer o escribir en otro idioma hace que todo el panorama cambie para el cerebro. Toca reorganizar todo el contexto de cada palabra o frase.

2. Aprender un hobby
Al aprender un hobby, se aprenden nuevas normas y reglas del juego, de manera que no tenemos otra salida que adaptarnos a cosas nuevas. 
Lo interesante del hobby es que nos permite crear algo nuevo que será la recompensa al final del esfuerzo de aprender. Es el caso de la pintura o el bordado. 

Aunque también hay otros hobbies como coleccionar ciertos objetos, también en estos casos hay que hacer aprendizajes que sacan a la persona de la zona de confort, de una forma divertida.

3. Practicar algún deporte
Dependiendo del deporte, supongo que habrá algunos que impliquen salirse de la zona de confort más fuertemente que otros. 

Por ejemplo no creo que sea lo mismo bucear que bailar, en términos de exigencia para salir de la zona de confort.

Pero todos los deportes implican hacer nuevas rutinas, aprendemos nuevas cosas y compartimos incluso con nuevas personas.

4. Leer sobre distintas temáticas
Cada lectura entrega rienda suelta a la imaginación y cuando leemos de varias temáticas, el cerebro se acostumbra a crear diferentes imágenes visuales y nuevas conexiones neuronales para comprender lo que se lee.

Como dicen los doctores Andrew Newberg y Mark Waldman, neurocientíficos del Centro de Espiritualidad y la Mente de la Universidad de Pensylvania (citados en “El Test de la Pasión”), “cuando nos enfocamos en grandes interrogantes, en esos interrogantes realmente grandes, estamos desafiando a nuestro cerebro a que piense desde una perspectiva nueva y esto genera un cambio de estructura de las neuronas, en especial en los lóbulos frontales, esa parte del cerebro que controla la lógica, la razón, el lenguaje, la conciencia y la compasión”.

5. Comer alimentos nuevos
Al ensayar nuevos ingredientes o nuevas recetas, afrontamos otras experiencias de sabores, olores y colores diferentes. 

6. Visitar lugares distintos
Este ejercicio permite aprender a mirar otras cosas que no han sido familiares y con ello podemos apreciar otras expresiones artísticas u otras imágenes de paisajes, que llevan a tener el hábito de ver cosas distintas con naturalidad.

7. Conversar con gente diferente
Con este ejercicio, se pueden observar diferentes puntos de vista y aprendemos sobre otras culturas y formas diferentes de llevar la vida.

8. Cambiar el look
Cambiarse el corte de cabello o maquillarse de otra manera o usar la ropa con nuevas combinaciones. 

Este ejercicio sirve para que perdamos el miedo al cambio, especialmente si la transformación del look es realmente extrema.

9. Aprender otro oficio
Este ejercicio entrega más de una utilidad. Si bien sirve para salir de la zona de confort, también puede significar una nueva fuente de generación de ingresos y también puede ser un alimento para la autoestima.

10. Viajar
Cuando se viaja, comúnmente se cambia de hábitos de todo tipo, incluida la alimentación y las rutinas cotidianas. Esto es muy útil para que aprendamos a salir de la zona de confort.

11. Hacer voluntariado 
Este ejercicio permite conocer más gente y hacer distintas labores. Algunas de esas labores llevan a tener que aprender nuevas reglas y condiciones de convivencia con los otros.

12. Pertenecer a algún grupo de estudio 
Al estudiar conjuntamente con otras personas, se perciben diferentes reflexiones y miradas de las mismas lecturas o los mismos temas. Este ejercicio enriquece la capacidad de adaptarnos a las diferencias con las demás personas.

Si salir de la zona de confort te atemoriza, ensaya a practicar uno o varios de los tips de la lista. Recuerda que salir de la zona de confort es tener el pasaporte para vivir a plenitud y salir al encuentro del éxito.


Créditos fotografías:
Freepik y Patricia Benavides

1 comentario:

  1. Hola Patri! Soy Natalia la que bailo en Oviedo el domingo. Me encanto tu blog, me identifico mucho con el. Gracias por el saludoto. Un abrazo.

    ResponderEliminar