Este blog es para todas las personas que queremos ser felices, que buscamos vivir mejor, que queremos disfrutar la vida plenamente, en paz y bienestar.

viernes, 2 de enero de 2015

Diario de Gratitud: Una herramienta indispensable para ser feliz

Cuando comienza un año nuevo, generalmente nos proponemos un montón de actividades y de metas. Dietas, ejercicio, hobbies y algún viaje especial, generalmente hacen parte de la lista. 

Por ejemplo, durante las últimas semanas de enero, es común ver que los gimnasios estén llenos de gente que se propuso como meta del nuevo año, hacer ejercicio con regularidad. Algunas de estas personas permanecerán firmes en su meta a lo largo de los doce meses, otras definitivamente no lo harán, porque les falta disciplina y perseverancia.

Para tener una mejor calidad de vida y contribuir a fortalecer la disciplina personal, hay un propósito que les recomiendo para este 2015.  Es un propósito sencillo, agradable y bonito, que traerá enormes beneficios espirituales, mentales y físicos. Se trata del propósito de  llevar el diario de la gratitud.

¿Qué es el diario de la gratitud y para qué sirve?

El diario de la gratitud es una herramienta sencilla que permite mantener la conciencia despierta todo el año, para apreciar la infinidad de regalos que entrega la vida diariamente.


Con esta simple herramienta se logra mantener la atención en las cosas agradables de la vida, en los momentos gratificantes, en las oportunidades especiales, en todas las personas, cosas y situaciones que brindan alegría y bienestar.  Y también se logra apreciar todas las bendiciones más simples y cotidianas que se tienen a diario como poder ver, poder escuchar, tener agua potable, contar con ropa para abrigarnos, etc.

El diario de la gratitud actúa como una fuente de inspiración que sirve de estímulo para continuar con los proyectos y el camino de vida. Simultáneamente, esta herramienta contribuye poderosamente a entrenar la mente para que esté atenta a lo positivo de la vida. 

Al mantener la atención puesta en lo positivo, se seguirán atrayendo más cosas positivas a la vida, porque donde se pone la atención, se dirige la intención y se realiza la creación.

Al final del día, el diario de la gratitud ayuda a formar una actitud de gratitud. Con esta actitud como parte fundamental de la existencia, se vive con más felicidad y plenitud.

¿Cómo se hace el diario de la gratitud?

Para empezar, se necesita tener un formato de diario de la gratitud. Es posible adquirir hermosos formatos especialmente creados para consignar diariamente las cosas que se quieren agradecer. Estos diarios se encuentran a la venta en las librerías o en algunas tiendas especializadas en productos de bienestar. Algunos vienen en forma de caja y lo que se hace es introducir, por la noche, un pequeño papel en donde se anotan cinco cosas por las que se agradece en ese día en particular. 
Otros vienen en forma de libreta con pasta dura, de tal manera que se asemejan a un diario personal. Cada página de este diario, trae impresas las líneas correspondientes para escribir las cosas por las que se agradece.

De manera que no existe un único formato para llevar el diario de la gratitud. Igualmente cada quien puede construir su propio formato, uno con el que se sienta bien y que vaya con su presupuesto y su estilo de vida. 

Recomendaciones para hacer el diario

Con el fin de que cada persona pueda crear su propio diario de la gratitud, a continuación encuentran algunas recomendaciones generales que les servirán para empezar con este gran propósito:

1. Elige el formato que servirá para tu diario de la gratitud.
Bien sea que elijas comprarlo o hacerlo tú mismo, el diario de la gratitud es íntimo y personal.Es ideal que sea agradable a tu vista. Además, procura que sea sencillo, de manera que puedas llevarlo a donde sea que te encuentres cada día.

Un ejemplo de formato es una pequeña caja de galletas reciclada y allí se van metiendo día a día pequeños papeles con las anotaciones. Cada semana se recogen los papeles y se inicia nuevamente con la caja vacía. Al final de cada mes, se pueden revisar todos los papeles.

2. Mantén tu mente abierta y tu espíritu de observación durante todo el día.
Pasa cada día con una actitud de contemplación. Maravíllate con todo, sorpréndete de la luz del sol, de la belleza de cada hoja del árbol, de la lluvia,  de las aves, del cielo, del camino de puedes andar, etc. Al permanecer con tu mente abierta y en actitud de “niño explorador”, puedes descubrir montones de regalos de la vida, que antes no percibías.

Un ejemplo de esos regalos de vida es maravillarse con la perfección del cuerpo humano. Es hermoso cómo logra hacer miles de funciones simultáneas a cada segundo, sin que nos percatemos de ello. Y todo para mantenernos vivos.

3. Prográmate para hacer tus anotaciones de gratitud todos los días antes de dormir.
Todos los días, luego de tu ritual previo a acostarte, saca tu diario de la gratitud y anota las cosas por las que estás agradecido. Esta labor toma tan sólo de dos a cinco minutos y te proporcionará varios beneficios. Tu mente se irá a la cama enfocada en cosas positivas, así que alimentas tu cerebro inconsciente con energía saludable. Además, el hacer las anotaciones antes de dormir, te permite realizar un pequeño balance de cada día y verificar tus vivencias y aprendizajes. De tal manera que tu mente se dispondrá para un nuevo día.

4. Revisa todos los regalos del día, no sólo los materiales.
Al iniciar el diario de la gratitud, es posible que encuentres más sencillo agradecer por la comida, por la ropa, por la casa, etc. Eso está muy bien. Sin embargo, cada día la vida te da muchas más bendiciones. Revisa las experiencias que tienes, las personas que te acompañan, los dones espirituales, las alegrías, los aprendizajes, los sabios consejos que alguien te dio, las habilidades con las que te dotaron y las que has ido desarrollando, etc.
Considera igualmente todas aquellas experiencias que sientas como de dolor o molestas. Agradece también por ellas. De esta manera las aceptas y fluyes más fácilmente. Además puedes encontrar otra forma de ver estas situaciones y aprender algo de ellas.

5. Elige un número de cosas para agradecer.
Existen diarios con diez cosas diarias para agradecer. Otros traen sólo cinco cosas para agradecer.
Elige el número de cosas que quieres agradecer diariamente.

6. Describe brevemente las sensaciones que te causa cada regalo.
Puedes dejar un pequeño espacio dentro de tu diario para que, después de cada cosa que por la que agradeces, puedas anotar los sentimientos que eso despierta y las sensaciones de bienestar y felicidad que experimentas.

7. Revisa tus anotaciones al final de cada mes.
Para que esta herramienta sea más potente, vale la pena que dediques unos veinte minutos de tu tiempo cada mes, para revisar todas las anotaciones que hiciste en tu diario. Así podrás reforzar tu actitud de gratitud.

8. Haz un ritual de agradecimiento al final de cada año.
Como en la recomendación anterior, el crear un espacio especial cada fin de año para revisar tus anotaciones del diario de la gratitud, ayudará a fomentar tu actitud de gratitud. 
El ritual debe ser algo muy tuyo, muy personal. Una idea de ritual puede ser una meditación de agradecimiento, en donde puedas también enviar tu energía de amor y paz a todas las personas que te dieron regalos de vida ese año.

Créditos Fotografías: Diego Layos, Freepik.

No hay comentarios:

Publicar un comentario